Metodologia

El enfoque utilizado es co-constructivista, basado en la experiencia directa y reivindica además, la relación con un ambiente sano como un derecho humano fundamental, que solo puede ser ejercido por sujetos formados e informados. El rol del educador ambiental es de facilitador y mediador adecuado a los intereses y a las capacidades de cada etapa evolutiva. La experiencia comienza para todas las edades con una caminata interpretativa en la Reserva, que varía en dificultad y longitud de acuerdo a los participantes. Es coordinada por profesionales que plantean al grupo materiales disparadores de la reflexión, llamando la atención a elementos del paisaje, flora y fauna, planteando preguntas o ejercicios a resolver durante el trayecto.

A continuación de la caminata se llevan a cabo actividades que profundizan en los ejes de reflexión propuestos. Los niños menores de doce años son invitados a la exploración sensorial de materiales naturales provenientes del bosque que recorrieron colocados a su disposición para juego libre. Los adolescentes continúan con un trabajo grupal de análisis de problemáticas ambientales locales, identificando presiones, amenazas y funciones de las áreas protegidas. Los jóvenes adultos son orientados a su formación como formadores, centrándose en la capacitación y entrenamiento a campo.